martes, 9 de octubre de 2018

A pesar de la enorme fuerza social puesta en movimiento

A pesar de la enorme fuerza social puesta en movimiento durante un mes de huelga indefinida: los trabajadores públicos salen fracturados y golpeados en su primer confrontación con el gobierno.

Después de un mes de huelga indefinida contra el "combo fiscal" que involucró dos espectaculares movilizaciones (una de ellas cercana al millón de asistentes), decenas de bloqueos y hasta la toma de instalaciones de RECOPE y muelles; el gobierno pareciera lograr imponerse en este primer enfrentamiento contra los trabajadores públicos, apoyado en las declaratorias de ilegalidad del movimiento huelguístico en distintas instituciones públicas, y gracias a la maniobra del "diálogo preliminar"; que le permitió infundir el miedo y dividir a las organizaciones de los trabajadores.

Como no podía ser de otra forma, el diálogo se convirtió en un disparo al pie de la acción de masas y ha permitido al gobierno retomar la estabilidad política, necesaria para un fallo de la Sala Constitucional favorable a la aprobación del "combo fiscal" en la Asamblea Legislativa.

Gracias a la estrategia permanente de la "mesa de diálogo" a manos vacías promovida históricamente por los dirigentes sindicales tradicionales, el gobierno pudo aprovechar su ventaja para conocer de forma certera como debilitar al movimiento huelguístico y como fracturar la valiosísima unidad conquistada por los trabajadores en estas jornadas de lucha.

Siguiendo una firme estrategia divisionista y criminalizante, el gobierno primero neutralizó a los sindicatos del sector salud, con una campaña virulenta desde los medios aprovechando el "dolor de las personas"; después neutralizó a los trabajadores de RECOPE por "no ser su movimiento pacífico", y más recientemente se golpeó con las sentencias de ilegalidad a los trabajadores del ICE y el golpe más fuerte al principal soporte del movimiento huelguístico en el Magisterio. Entre otros sectores menos vistosos de empleados públicos.

Las declaratorias de ilegalidad han revelado rápidamente las intenciones del gobierno y el PAC: aprovechar el golpe psicológico que produce el fallo de los tribunales para criminalizar a los trabajadores, imponer represalias como las rebajas salariales e impulsar una verdadera ofensiva contra el derecho a la huelga de los asalariados; que como si fuesen niños "malportados" ahora serán castigados porque "no dejará de cumplirse la Ley", según la amenaza del poder ejecutivo.

En apenas un mes, la situación política costarricense ha sido dinámica, fluida y muy cambiante; ha combinado días de pequeñas movilizaciones, mitines y bloqueos; con espectaculares acciones de masas y decididas acciones callejeras que dieron para pensar en una victoria del popular movimiento de huelga contra el gobierno.

La situacion política ha sido tan dinámica en el último mes, que Costa Rica ha pasado de la incertidumbre de lo que podría pasar ante los bloqueos, la paralización del tránsito, los servicios y la carencia de combustible (en medio de una tensa polarización); a momentos de retroceso en las grandes acciones de masas, tal como el momento actual donde inclusive las principales organizaciones sindicales que han sostenido la huelga se han planteado hacer una "pausa" mientras la Sala Constitucional se pronuncia sobre la decisión del poder legislativo.

Aunque sea triste mencionarlo, la huelga mostró a un joven movimiento de masas con una enorme disposición de lucha, pero bajo el freno de dirigentes sindicales históricos que todavía conservan algo de confianza en el PAC, lo que demostraron en las últimas elecciones. Solo así se comprende la equivocada disposición al diálogo preliminar a manos vacías con una fuerza gigantesca en desarrollo en las calles, con un gobierno que ni siquiera tuvo necesidad de presentar al Presidente en las conversaciones, y mucho menos pensó siquiera en la posibilidad de retirar el proyecto fiscal del Congreso, a pesar del peligro de una verdadera escalada en la polarización social de Costa Rica.

Aunque suene desolador, el movimiento huelguístico pasó de tener la fuerza social necesaria para imponer la derogatoria del plan fiscal, a retroceder hasta el punto donde lo que se pide es que no se apliquen represalias ni rebajas salariales para los trabajadores que se rebelaron contra el gobierno. Y solo un milagro en la Sala Constitucional pareciera poder revitalizar al movimiento en las calles o por lo menos devolver la moral de lucha.

Con todo el respeto que se merecen por su aporte a las luchas sociales y sin querer maltratar a ningún dirigente, ha quedado en evidencia que las direcciones tradicionales de las organizaciones de los trabajadores fueron más allá de lo que ellos pensaron, y que fueron obligados a extender la huelga por la presión de una nueva generación de jóvenes trabajadores que no están dispuestos a ver deteriorarse sus condiciones de vida, además impactados por el ejemplo cercano en el tiempo y el espacio de grandes procesos de lucha como por la gran rebelión nicaraguense.

Es por lo anterior que se hace necesario que los dirigentes sindicales tradicionales (por su bien y por su salud mental) ayuden a tomar su lugar a los luchadores jóvenes y abnegados que hayan mantenido su independencia política frente al PAC en los últimos años y meses, de manera que se conviertan en la nueva dirección de las organizaciones sindicales en las próximas luchas, con una estrategia para llevar a victorias a los trabajadores y no a nuevas decepciones, como lamentablememte ha sucedido en los últimos años de conciliación, seguidismo y confianza en el PAC y sus aliados.

El combo fiscal constituye apenas el inicio de un conjunto de medidas económicas del gobierno para que la crisis de la economía nacional e internacional sea pagada por los trabajadores. Por eso es de esperar nuevos golpes y represalias por parte del gobierno de Carlos Alvarado contra el pueblo, ante lo que se debe estar preparado.

Si bien el resultado de la huelga indefinida no coincide hasta el momento con la espectacular fuerza vista durante ciertos lapsos en estas jornadas históricas de lucha y movilización social, hay que tomar ese resultado como un aviso para repensar las estrategias de lucha, renovar fuerzas y energía dentro de las organizaciones de los trabajadores; y pensar las formas de romper con la pasividad, sumisión y miedo al poder político y económico; así como perder el miedo a las declaratorias de ilegalidad de huelga, que siempre serán de esperar con una reforma procesal laboral hecha a la medida de quienes tienen el poder político y económico. Perder ese miedo y estar dispuesto a ir hasta el final en las acciones de lucha próximas se opone a las intenciones de la mafia del PAC, que sueña con recortar las garras de este movimiento.

Como ya se dijo vivimos tiempos dramáticos, donde la economía mundial ha venido consumiendo el escaso "ahorro" logrado con el crecimiento económico de los últimos diez años posteriores a la crisis de 2007-2008, el comercio mundial podría contraerse, y por eso ya el FMI anuncia el decrecimiento económico en ciertos países y agudos escenarios de recesión en otros; por lo que pide medidas cada vez más agresivas contra los pueblos para sanear las finanzas públicas.

Es urgente prepararse para un escenario de gran polarización social en los próximos meses y años, manteniendo la independencia política más intransigente respecto al PAC y todo partido que ayude a sostenerlo en el poder. Es la única manera de construir una verdadera disposición para la batalla en los trabajadores y obtener contundentes victorias en las próximas luchas. Los trabajadores deben mantenerse unidos y preparados para los nuevos golpes que prepara el PAC y los partidos de la clase dominante.

PREPAREMOS LA TOMA DE TELETICA Y LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN

PREPAREMOS LA TOMA DE TELETICA Y LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN POR LAS ORGANIZACIONES DE LOS TRABAJADORES: HAGAMOS COMO LA COMUNA DE OAXACA!!

El día de hoy martes 9 de octubre un amplio arco de organizaciones sindicales y sociales realizarán una gran concentración de agitación en sabana oeste frente a las instalaciones de Teletica Canal 7, el mercenario canal de televisión que manipuló a la población para poner en el poder a Carlos Alvarado (que no estuvo ni siquiera en los primeros lugares de intención de voto en la primera ronda de las pasadas elecciones) y que hoy le hace al gobierno el trabajo sucio de manipular a la población sobre los "graves efectos de la huelga para Costa Rica" y la necesidad de finalizarla y aprobar los nuevos impuestos.

La concentración es una gran acción que merece ser aplaudida e impulsada las veces que sean necesarias, pues no solo cuestiona a Teletica, sino que llama la atención de que este medio de comunicación debe defender las causas del pueblo, y no a los sectores empresariales y a los políticos corruptos que han sido sus cómplices en la obtención de infinitas ganancias; gracias a la evasión fiscal que le permitieron delincuentes como Luis Guillermo Solís y otros políticos corruptos de partidos como el PLN y el PUSC.

Es escandaloso que mientras Teletica Canal 7 paga por impuestos apenas 76 mil colones trimestrales a la Municipalidad de San José (lo mismo que una familia pobre de Barrio Cuba o los Hatillos), esté usando prácticamente sin ningún aporte a la sociedad el espectro radioeléctrico que pertenece a todos los costarricenses; obteniendo a diario cientos de millones de colones por unos pocos minutos de tiempo al aire, en programas o en promoción de distintos productos.

Este nefasto canal de televisión ha sobresalido con "progresistas" como Marcelo Castro golpeando la mesa del set de Telenoticias pidiendo rebajas salariales y despidos para los trabajadores donde se ha declarado la huelga ilegal, desplegando al mismo tiempo todo un dispositivo dirigido a aislar el movimiento huelguístico y doblegarlo; convirtiéndose este canal lamentablemente en el principal bastión de un gobierno corrupto, que cubre la espalda y estimula a Carlos Alvarado en su prepotencia y desafíos contra el pueblo.

Como en toda confrontación es de vital importancia golpear los bastiones y puntos de apoyo del adversario, y de ser posible anularlos y tomarlos a nuestro favor; y este es el caso de este canal y otros medios que son la voz del gobierno y de los poderosos que están detrás de los nuevos impuestos y la reforma del empleo y el salario público en dirección al deterioro del nivel de vida de los trabajadores.

Además de la denuncia de Teletica hay que recordar experiencias como la de Oaxaca (Mexico) en 2006, cuando los docentes, en unidad inquebrantable con los trabajadores del petróleo y los universitarios se vieron obligados a tomar varios canales de televisión y estaciones de radio; no solo para contener la campaña de manipulación de la opinión pública contra su lucha (que en ese momento planteaba la renuncia del asesino Ulises Ruíz Ortíz como gobernador del Estado) sino como un medio legítimo para divulgar las demandas y tareas del movimiento.

Si bien en Costa Rica son todavía inéditas las tomas de grandes medios de comunicación por parte de los trabajadores y el pueblo, y lo único que se recuerda es la quema del Diario tinoquista "La Información" en 1919 por las maestras del Liceo de Señoritas; es una perspectiva que debe considerarse seriamente y para la acción, especialmente de pegar un salto el nivel de polarización política en el marco de un regreso de los bloqueos y las grandes movilizaciones. Esta será una contundente manera de privar de sus principales puntos de apoyo al gobierno y de acabar con la ingenua prepotencia del despreciable Carlos Alvarado.

viernes, 5 de octubre de 2018

ANTE LA INMINENTE APROBACIÓN DEL COMBO FISCAL EN PRIMER DEBATE

ANTE LA INMINENTE APROBACIÓN DEL COMBO FISCAL: LLEGÓ LA HORA DE DESATAR TODA LA FUERZA MOSTRADA EN LAS CALLES POR LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO

Costa Rica vive momentos decisivos que podrían definir los próximos años y el futuro de las próximas generaciones, pues a pedido del gobierno de Carlos Alvarado los Diputados en la Asamblea Legislativa están a pocas horas de decidir escalar a un nivel mayor en el saqueo de la riqueza producida por la población con la aprobación en primer debate del Plan de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, más conocido como el "combo fiscal".

Es que ni un mes de histórica y admirable huelga indefinida, ni colosales marchas de cientos de miles el 12 y 26 de setiembre (que opacan las más grandes demostraciones de fuerza contra el TLC) fueron capaces de hacer entrar en razón al gobierno ni a los Diputados que acuerpan al PAC; que con una soberbia y un desprecio inédito por la voz del pueblo han decidido aprobar en primer debate el "combo fiscal", inclusive acelerando el paso en el plenario legislativo ignorando cientos de mociones de "reiteración", donde los Diputados de oposición han alertado las graves consecuencias que el "combo fiscal" podría tener sobre los niños, mujeres y la juventud, lesionando además las partidas presupuestarias destinadas a financiar la educación pública superior.

La inminente votación en el Congreso se desarrolla en medio de una escalada en la tensión política en toda Costa Rica, con bloqueos en la frontera con Panamá, Puerto Caldera, la Ruta 32, arterias viales clave de San José; así como las pequeñas pero significativas acciones de desprecio de combativos trabajadores del ICE a la figura del Presidente Carlos Alvarado, que de manera prepotente e irresponsable se ha dedicado a provocar y desafiar al pueblo como lo hizo a su salida del Teatro Nacional; intentando ignorar que es el mandatario más despreciado por el pueblo en un inicio de mandato en 20 años y siendo totalmente incauto de las consecuencias que su comportamiento pueda generar en una sociedad agudamente polarizada, como no se veía en décadas.

EL GOBIERNO LOGRÓ CONTENER LA MASIVIDAD Y RADICALIZACIÓN DE LA HUELGA CON REPRESIÓN Y DECLARATORIAS DE ILEGALIDAD, PERO EL PUEBLO PUEDE PERDER EL MIEDO COMO PERDIÓ EL RESPETO POR EL PRESIDENTE

Más allá de que en una primera etapa de esta lucha el gobierno intentara usar la táctica del "diálogo" como maniobra de desgaste y división entre las organizaciones de los trabajadores, y más allá de que usó la represión y las declaratorias de ilegalidad del movimiento huelguístico para contener su masividad y radicalización; lo cierto es que la imagen de Carlos Alvarado no ha dejado de deteriorarse, como lo reflejan no solo las encuestas del CIEP-UCR (hasta hace pocos meses el soporte de Carlos Alvarado) sino la vuelta misma de los bloqueos, que cuestionan seriamente la autoridad misma del poder ejecutivo; más allá de sus amenazas y represalias.

Después de una ronda de "diálogo" que generó falsas expectativas a la población y que sirvió parcialmente al gobierno para intentar desmontar la huelga en algunos sectores, el movimiento se ha venido recuperando. Por eso es necesario retomar la perspectiva no solo de los bloqueos y toma de instalaciones estratégicas, sino preparar su autodefensa ante la represión y ante la opinión pública nacional, que han intentado manipular Teletica, Amelia Rueda, La Nación, Cr Hoy, Columbia y otros medios que trabajan para colocar en perspectiva de confrontación al pueblo "de a pie" con la vanguardia de trabajadores públicos que sostiene las acciones más decididas en las principales arterias viales del país.

El hecho de que pueda ser aprobado el plan fiscal en primer debate no debe ser visto como algo desfavorable, al contrario, puede ser tomado seriamente como la señal para desatar toda la fuerza mostrada por un pueblo que quiere lucha como se vio en la marcha de cientos de miles del 12 de setiembre o en la marcha quizá superior al millón de personas del 26 de setiembre.

El combo contra el ICE fue aprobado por los Diputados en tercer debate durante el año 2000, y aún así con la movilización y los bloqueos alrededor de todo el país logramos derrotarlo.

Es por esto que en el nuevo escenario no solo deben continuar masivamente las movilizaciones y bloqueos, sino que se debe preparar su autodefensa frente a la policía y frente al cerco mediático que intentan imponer los medios de manipulación de masas.

LAS CLASES PODEROSAS QUE DEFIENDEN EL "COMBO FISCAL" SON LAS MISMAS QUE EN EL PASADO SE OPUSIERON A LA REFORMA SOCIAL Y LAS GARANTÍAS SOCIALES DE LOS '40


Si en la década de los '40 las clases más ricas del país se opusieron a la jornada de 8 horas, al salario mínimo y al seguro social por verlos como "cargas sociales", hoy esas mismas clases sociales son las que se niegan a aportar a las finanzas estatales de acuerdo a sus exorbitantes ganancias, pretendiendo que sea el pueblo trabajador el que pague por un déficit fiscal que no ha provocado; y que más bien ha sido generado por políticos corruptos como Luis Guillermo Solís, el PLN, el PUSC y los empresarios que hacen negocios al amparo del Estado, que ahora pretenden exprimir al pueblo por medio del combo fiscal.

En oposición a la visión falsa y anestesiante de que tenemos que aguantar las autoritarias decisiones del poder ejecutivo y legislativo porque somos un pueblo "pacífico" y "respetuoso de sus instituciones", hay que recordar que fueron nuestros antepasados los que defendieron con las armas en la mano no solo las garantias sociales; sino una profundización de esas reformas durante la década de los '40.

Es una vil mentira que somos pacíficos, y el mejor ejemplo siguen siendo los balazos en las cúpulas del Cuartel Bellavista, que nos recuerdan cada vez que miramos a lo alto que cuando los poderosos quisieron gobernar contra el pueblo o aferrarse suciamente al poder (como lo ha intentado hacer el PAC, que amenaza con la ruina a Costa Rica) nos hemos levantado.

O CON LOS CANALLAS DEL GOBIERNO O CON EL PUEBLO. O CON LAS CAUSAS DEL PUEBLO O CON AGENDAS PARTICULARES. PATRICIA MORA DEBE RENUNCIAR AL GABINETE DE GOBIERNO


Aún en medio de la aguda polarización politica que amenaza con convulsionar a Costa Rica, hay fuerzas políticas que se dan el lujo de "jugar escondido" y estar en ambos lados del frente de batalla. Se los ve en las marchas jugando a ser defensores del pueblo, y se los ve siendo parte del gobierno; no solo dándole oxígeno a una de las administraciones más derechizadas de los últimos 25 años, sino que se los ve siendo parte de la ficción del "gobierno de unidad nacional" y "del bicentenario"; ambas formulas inventadas por el despreciable PAC en medio de la desesperación de las pasadas elecciones, primero para conservar el poder y después para crear la ilusión de que pase lo que pase Carlos Alvarado terminará su mandato (lo que no coincide con la realidad de que apenas 180 días después de las elecciones, ya es rechazado por quienes le dieron su voto y por cada vez mayores sectores de la población).

Es por eso que Patricia Mora, que se dice abanderada de las causas del pueblo debe renunciar al gobierno. No debe esperar a ser despedida sino renunciar inmediatamente para mantener su honorabilidad y credibilidad política, de todas maneras cuestionada por formar parte de la coalición derechista que llevó al PAC a mantenerse en la Casa Presidencial.

La señora Mora no puede anteponer causas como el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres y el aborto, ante una lucha real que engloba verdaderamente los intereses de los trabajadores y el pueblo, como lo es el enfrentamiento contra el "combo fiscal". Si quiere luchar por esas causas que lo haga independientemente de quienes tienen el poder, sin prestarse para sostener a los enemigos de Costa Rica o más vergonzoso todavía; sin tener que conformarse mientras tanto con el rol de posible alternativa de apaciguamiento de un pueblo enfurecido. Patricia Mora debe decidir entre el gobierno para los poderosos o el pueblo.

Es inaceptable que con movilizaciones más pequeñas durante el 2007 en la luvha contra el TLC logramos las renuncias de Kevin Casas y Fernando Sánchez, pero en la avtual coyuntura política, con movilizaciones cercanas al millón de personas no logramos la renuncia de ministro alguno, por estar todos esos parásitos aferrados a sus puestos bajo la esperanza de llegar al 2021 siendos parte del "gobierno del bicentenario" y de la farsa de la "unidad nacional". Es urgente acabar con esa ficción y acabar con este gabinete, que bajo las órdenes de Carlos Alvarado le ha quitado la tranquilidad a Costa Rica.

LANCEMOS UNA CAMPAÑA EN FAVOR DE LA HUELGA Y DEFENSA DE LAS ACCIONES DE LUCHA DESDE LA RADIO Y LA TELEVISIÓN UNIVERSITARIA Y PREPAREMOS LA TOMA DE LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN POR PARTE DE LOS TRABAJADORES Y SUS ORGANIZACIONES

Es urgente -en forma preparatoria para un control de los grandes medios de comunicación- que los canales de televisión y radio de las universidades mantengan espacios permanentes de respaldo a la huelga y debate contra Teletica, Columbia, Amelia Rueda, CrHoy etc, con presencia ininterrumpida de representantes de los sindicatos y organizaciones sociales para confrontar la campaña contra la huelga y las acciones de lucha que se despliegan en el país, así también contra el discurso del gobierno, basado en la extorsión y el miedo contra los trabajadores; como lo muestraron los anuncios del Ministerio de Hacienda y el Banco Central (bajo órdenes directas de Casa Presidencial) de pagar gastos corrientes con las "letras del tesoro", o la atemorización permanente contra los bloqueos.

Es urgente y necesario organizar grandes concentraciones de agitación, o comenzar futuras movilizaciones frente a Canal 7 (darles la sensación de que los tenemos rodeados), denunciando la evasión fiscal de la que son parte y al mismo tiempo su rol mercenario contra el pueblo promoviendo nuevos impuestos y apoyando sin ningún recaudo al oficialismo. Es necesario agitar la idea de que Teletica debe ser para el pueblo, que se debe preparar conscientemente (en caso de que pegue un salto el nivel de polarización política) con sus organizaciones para tomar el control de este canal de televisión y de todo el espectro radioeléctrico costarricense; porque se está librando no solo un enfrentamiento en las calles (y en algún momento en los planteles de RECOPE y los muelles) sino también una batalla por el apoyo de masas y de la opinión pública en favor de una lucha justa.

Son horas decisivas donde la historia exige toda nuestra energía y entrega en defensa de la presente y las futuras generaciones de Costa Rica.

martes, 25 de septiembre de 2018

LA HUELGA CONTRA EL "COMBO FISCAL" Y EL SEGUNDO GOBIERNO DEL PAC EN MOMENTOS DECISIVOS

Durante quince días Costa Rica ha sido conmovida por una importante huelga indefinida de empleados públicos en contra del "combo fiscal", un conjunto de medidas económicas impulsadas por el gobierno de Carlos Alvarado no solo para recaudar mas impuestos, sino para reformar el empleo y el salario público en dirección al deterioro de las condiciones de vida de cientos de miles de trabajadores y el pueblo costarricense.

Las medidas han sido solicitadas por los organismos financieros internacionales como requisito para sanear mínimamente las finanzas públicas de Costa Rica como socio internacional, y poder seguir otorgando créditos y préstamos al país y que el gobierno pueda seguir endeudandose y cubrir inclusive el gasto corriente del Estado.

La huelga indefinida en Costa Rica, se desarrolla poco después de lo que ha significado la gran rebelión nicaraguense, que puso contra las cuerdas la reforma a la seguridad social ordenada por los organismos financieros internacionales y que cuestionó con una aguda resistencia popular al gobierno mismo de Daniel Ortega, en una coyuntura política que aún no se cierra por completo.

En el caso costarricense las acciones de masas bien pueden compararse -sin exageraciones- con las mas grandes movilizaciones contra el TLC con EEUU, y en sus momentos más agudos ha incorporado los bloqueos de caminos, la paralización de la producción y flujo de combustible, así como la toma de muelles por parte de los trabajadores.

El movimiento huelguístico expresa una dinamica experiencia política (todavía abierta) de miles de trabajadores públicos y sindicatos costarricenses con el PAC, ya que después de ser retaguardia política durante su primer gobierno y base electoral en las pasadas elecciones; ahora se han rebelado contra el gobierno, al haberse declarado Carlos Alvarado abiertamente enemigo de los trabajadores y el pueblo pobre; con una contrarreforma en el empleo y el salario diseñada para mantener intactos los intereses económicos de los poderosos, tanto dentro como fuera de Costa Rica.

Después de quince días de admirable movimiento huelguístico se presentan las siguientes líneas políticas para que el movimiento huelguístico alcance la victoria, y que no sea el PAC, nacido para llevar a la senda de la derrota al pueblo costarricense; el que se imponga en este importante enfrentamiento.


Propuestas para la victoria de la huelga contra el "combo fiscal" y el gobierno del PAC

- Es necesaria una nueva gran marcha que de unidad y sensación de fortaleza al movimiento. Esta marcha pareciera ser la del 26 de setiembre, que debería ser no solo mas grande que la del 12/9 pasado sino que debería involucrar a nuevos sectores del pueblo; de manera que se trascienda la importantísima pero todavía limitada acción de los trabajadores públicos. Si bien algunos ganaderos y agricultores de distintas regiones del país han convocado a la movilización; los trabajadores privados deben sentir la lucha como propia y se debe aprovechar la simpatía de una importante franja de la población según las últimas encuestas.

Una gran movilización o una serie de grandes movilizaciones deben ser complementadas con un gran acto de masas con presencia de dirigentes sindicales, pero también de organizaciones políticas, sociales y dirigentes con trayectoria política. Donde se establezca una confrontación política, estratégica y programatica contra el gobierno y su discurso. Ese gran acto de masas debe recoger el sentir de las distintas visiones dentro de la vanguardia de lo que ha sucedido en el último mes, donde masivamente una gran franja del pueblo se ha levantado contra la segunda administración del PAC, y más importante aún, una franja que votó bajo engaños y extorsión contra ese partido. Hace falta ese gran acto de masas -como los actos contra el combo en la Plaza de la Cultura o contra la guerra en Irak en la Plaza de la Democracia- donde se recuerde por qué comenzó esta lucha y porque debe seguir hasta alcanzar la victoria.

Es necesario organizar grandes concentraciones de agitación, o comenzar las movilizaciones frente a Canal 7 (darles la sensación de que los tenemos rodeados), denunciando la evasión fiscal de la que son parte y al mismo tiempo su rol mercenario contra el pueblo promoviendo nuevos impuestos. Es necesario agitar la idea de que Teletica debe ser para el pueblo, que se debe preparar conscientemente (en caso de que pegue un salto el nivel de polarización política) con sus organizaciones para tomar el control de este canal de televisión y de todo el espectro radioeléctrico costarricense; porque se está librando no solo un enfrentamiento en las calles (y en algún momento en los planteles de RECOPE y los muelles) sino también una batalla por el apoyo de masas y de la opinión pública en favor de una lucha justa.

Los trabajadores deben comenzar a preparar su autodefensa frente a la represión gubernamental, así como contra los grupos complementarios que se comiencen a organizar para tal fin; como por ejemplo los minúsculos pero preocupantes sectores de policías y oficiales que reclamaron frente a Casa Presidencial la mano dura del gobierno contra el pueblo frente después de los bloqueos en San Pedro, o "mejores condiciones laborales", es decir, de represión. Son sectores que tienden a coincidir con el pensamiento de grupos e individuos fascistoides y "nacionalistas" que por ejemplo llamaron a la movilización antinicaraguense del 18 de agosto.

Es injusto e hipócrita, que mientras se le llama "héroes valientes que lucharon por la libertad y la democracia" a los hermanos nicaraguenses que quemaron "árboles de la vida" en Managua o defendieron sus bloqueos (tranques) a lanzamorterazo limpio; se le llame criminales y hasta "terroristas" a los costarricenses que han hecho bloqueos o han llamado a detener la producción en RECOPE, como lo ha hecho el desafortunado ministro Michael Soto. Criminal es la cúpula del PAC que conservó el poder en base a un costoso operativo de extorsión y engaño contra el pueblo (usurpando hasta la patriótica costarricense para contrabandear votos) y hoy lo reclama como supuesto respaldo de legitimidad para imponer nuevos impuestos; criminal es Luis Guillermo Solís que involucró a todos los poderes de la República en los más graves casos de corrupción en la historia de Costa Rica: Carcel para Luis Guillermo Solís!! Juicio y castigo para todos los involucrados en los casos de corrupción que han provocado el déficit fiscal y no para los trabajadores que luchan, defendiendo su futuro y el de sus hijos!!

Contagiado por las gigantescas y combativas jornadas de lucha en Nicaragua, Costa Rica se ha revuelto (y ha estado cerca de convulsionarse) en apenas un mes, mientras el grueso del pueblo se mantiene en una calma expectante a la espera de una resolución del conflicto huelguístico. Aún así, y lo que es un hecho después de ciento treinta días de "nueva" administración, es que la imagen del gobierno se ha erosionado, hasta alcanzar los peores niveles de aprobación de un mandatario en 20 años, con un Presidente que apenas alcanza un nivel de aprobación similar al de Albino Vargas, según los últimos sondeos.

La acelerada erosión de la imagen de Carlos Alvarado no solo es producto de su incompetencia y carácter prepotente para escuchar la voz de importantes franjas de la población, sino que ha quedado al descubierto que el mandatario se ha propuesto completar la obra espuria que no fue completada ni por Miguel Ángel Rodríguez, Abel Pacheco, Óscar Arias ni por Laura Chinchilla: que fue la de escalar a un nivel mayor en el saqueo de la riqueza producida por el pueblo. El actual mandatario eligió a sus aliados y son los principales responsables con su corrupción, pensiones de lujo y negocios al amparo del Estado del desbalance en el presupuesto nacional y del inminente desastre financiero al que se dirige Costa Rica; con o sin plan fiscal.

Si la reforma social de los '40 dividió y polarizó el país en torno a las garantías sociales de los trabajadores y el pueblo, hoy lo divide la discusión de quien va a pagar el faltante de recursos en los ingresos nacionales, si el empresariado, los políticos saqueadores y los comerciantes millonarios del país; o los trabajadores y el pueblo, que no han provocado la crisis y más bien producen la riqueza nacional.

Hacen falta consignas agresivas contra el gobierno y su gabinete. Hace falta romperlo por su eslabón más débil, que en este momento es la señora PM; que espera su momento, espera su turno impacientemente para aparecer como herramienta de contención de la lucha de masas, para ejercer un vergonzoso papel de apaciguadora del pueblo, y peor aún, como posible herramienta de división y segregación sexual cuando las brazas de este movimiento se hayan extinguido (que esperemos que no porque el PAC amenaza con la ruina a Costa Rica y es urgente bajarlo del poder), acabando de esta forma con la hermandad entre hombres y mujeres que se ha construido durante esta noble y admirable lucha.

Es urgente llamar a la señora hija de E.Mora, la misma que en su mas tierna infancia fue alzada en brazos por el guerrillero heróico Ernesto Che Guevara -el que murió en Bolivia combatiendo contra los opulentos y los poderosos, el que "iba matando canallas" como dice Silvio-; para que abandone este gobierno y rompa con la farsa del "gobierno de unidad nacional", "del bicentenario"; la fórmula inventada por el sucio PAC primero para conservar el poder en las pasadas elecciones y luego para crear la ingenua ilusion de que pase lo que pase Carlos Alvarado terminara a costa de lo que sea su mandato, lo que no concuerda con la dura realidad de crecientes sectores de un país que ya lo repudian; apenas comenzando su administración.

Es urgente -en forma preparatoria para un control de los grandes medios de comunicación- que los canales de televisión y radio de las universidades mantengan espacios permanentes de respaldo a la huelga y debate contra Columbia, Amelia Rueda, Teletica, CrHoy etc, con presencia ininterrumpida de representantes de los sindicatos y organizaciones sociales para confrontar la campaña contra la huelga y las acciones de lucha que se despliegan en el país, así también contra el discurso del gobierno.

El diálogo y la mediación de la iglesia son un disparo al pie de la acción de masas, porque genera falsas expectativas, debilita la movilización, y da un panorama mas claro al gobierno sobre como debilitar al movimiento y por donde neutralizarlo; no así a las organizaciones sindicales. Las reuniones y el "dialogo" deben ser públicas y abiertas para el pueblo de Costa Rica. No pueden permitirse los secretos ni de parte del gobierno ni departe de los líderes sindicales. La iglesia católica, por otra parte, impotente e incapaz de resolución alguna en este y cualquier otro dialogo (como lo demostraron trágicamente en Nicaragua); debe ceder su lugar frente a organizaciones laborales internacionales, quiza con mas legitimidad y capacidad resolutiva.

El gobierno está utilizando las interminables jornadas de "negociación" -que superan ya las 70 horas- como una tactica de desgaste del movimiento huelguistico, mientras maniobra con ciertos juzgados del poder judicial para lograr algunas declaratorias de huelga "ilegal" encaminadas a desmoralizar a los trabajadores y así disminuir las acciones y contener una posible radicalización del movimiento.

Cualquier negociación o conversación entre el gobierno y los dirigentes sindicales debe ser abierta al pueblo y al escrutinio y juicio público, solo así pueden evitarse posibles traiciones de parte del gobierno, e inclusive desposturas o fallos por parte de las direcciones sindicales; que ademas deben responder en un todo y no solo en parte por sus palabras y actuación ante los trabajadores. Los sindicalistas en posición dirigente deben ser los primeros en defender esa transparencia y no solo presentar propuestas y conclusiones acabadas a los valientes afiliados que son los que sostienen la huelga. Las negociaciones abiertas al juicio público pueden y deben servir además como una escuela política para todos los que llevando sol, agua o soportando amenazas de ilegalidad y represalias; han protagonizado históricas jornadas de huelga, solo comprensibles por el contagio todavía fresco, de la rebelión nicaraguense. Un ejemplo que consciente o inconscientemente ha impactado sobre el pueblo costarricense.

Es urgente construir espacios de unidad y convergencia de todos los trabajadores independientemente del sindicato o el oficio al que pertenezcan, que coordinen acciones por barrio, cantón o provincia, y que profundicen la lucha; de manera que no toda la responsabilidad recaiga en las direcciones sindicales. Y ademas, que se mantengan como estructuras de unidad y defensa de los trabajadores frente a los ataques que promete orquestar el PAC contra los trabajadores en lo que falta de su gobierno (sea un mes, un año o lo que sea que tolere el pueblo costarricense a Carlos Alvarado, el enemigo del pueblo). Son urgentes estos consejos o coordinadoras de los trabajadores, sea para obtener una contundente victoria del presente movimiento así como para mantener una atenta vigilancia del nivel de vida de los trabajadores.

Son horas decisivas, donde o bien vencen los trabajadores o vence el gobierno. Y del resultado de esta lucha se definiran los proximos meses y años, ante un gobierno que ya se declaró enemigo a muerte del pueblo.

Autor: BB Z

Este artículo ha sido escrito por uno de los creadores y fundadores de la LRS (que si bien dejó de funcionar como organización desde el 2014), refleja la continuidad de los principales debates y batallas políticas libradas contra el PAC durante las luchas contra el TLC, tiempos desde los cuales ese partido demostró ser un instrumento para la defensa de los intereses de los poderosos y para llevar a derrotas y callejones sin salida al pueblo costarricense.