domingo, 30 de septiembre de 2012

Huelga General paraliza Grecia contra el nuevo ajuste


Por Diego Dalai y Juan Andrés Gallardo

La huelga general con grandes movilizaciones y combativos choques callejeros contra la represión policial han vuelto a Grecia. El 25/9 se realizó la primera huelga general al recientemente electo gobierno del conservador Antonis Samarás y el verano europeo parece tener un final abrupto. Los trabajadores y el pueblo griego dejaron en claro que no existe “luna de miel” con el gobierno que asumió hace solo tres meses y ante el anuncio de un nuevo ajuste volvieron a salir a las calles. Desde muy temprano 5.000 policías se apostaban en la plaza Syntagma y sus alrededores. La movilización superó las 70.000 personas y se produjeron enfrentamientos que terminaron con más de 120 detenidos y varios heridos.

Nuevos recortes en una delicada situación política

Esta nueva huelga general que paralizó el país fue convocada por las dos principales centrales sindicales contra un nuevo recorte de 13.500 millones de euros que prepara el gobierno en respuesta a las exigencias de la Troika (FMI, BCE y UE). Se trata de destrabar una nueva partida por 31.000 millones de euros del rescate financiero acordado en 2011 (por un total de 130.000 millones). El plan incluye elevar la edad de jubilación a 67 años y más recortes de salarios y pensiones. Así todo, los emisarios de la Troika abandonaron el país porque les parece poco el ajuste (exigían 15.000 millones) y la UE deberá dar el visto bueno al plan en una reunión a realizarse el 8/10.

En el marco de una creciente pobreza, desocupación y precarización laboral, los nuevos recortes pueden erosionar rápidamente la escasa legitimidad del nuevo gobierno. Recordemos que el derechista partido de Samarás, Nueva Democracia, ganó las elecciones con solo el 29,9% de los votos y pudo formar gobierno con el apoyo del desprestigiado PASOK (Partido Socialista), que venía de pasar el ajuste durante los últimos años, e Izquierda Democrática (DIMAR).

El propio ministro de Finanzas griego, el tecnócrata Yannis Sturnaras, alertó que los nuevos recortes pueden poner en peligro la estabilidad del gobierno y sus socios del PASOK y DIMAR manifestaron “reservas” frente a los ajustes.

Descargan la crisis sobre los trabajadores y el pueblo

La economía griega ya lleva 5 años consecutivos de recesión y su PBI ha caído desde entonces más del 30%. Los capitalistas vienen descargando esta crisis sobre las espaldas obreras y populares. A pesar de una dura resistencia que incluyó 18 huelgas generales, grandes movilizaciones sistemáticamente reprimidas y el surgimiento de una combativa juventud en las calles, los planes de ajuste han logrado imponerse hasta ahora con recortes salariales y de pensiones, cientos de miles de despidos y el intento de privatizar las mayores empresas estatales. Esto no se debe a la falta de disposición a la lucha de los trabajadores y el pueblo griego, sino al rol conciliador de las dos principales centrales sindicales, GSEE y ADEDY (ligadas mayoritariamente al PASOK), que sólo llaman a huelgas aisladas, sin continuidad, actuando como mecanismo de presión para negociar los ajustes en lugar de llamar a una huelga general por tiempo indeterminado para acabar con los recortes y las coaliciones de gobierno que los aplican.

A la pérfida política de las dos principales centrales sindicales se suma el Partido Comunista con su central sindical, PAME, que tras una política autoproclamatoria se vino negando en los últimos años a llamar a acciones coordinadas con los sindicatos mayoritarios. De esta manera impidieron durante todo este tiempo que la lucha pegara un salto, sobre todo durante la caída de Papandreu (PASOK) en 2011, para derrotar los planes del gobierno y pasar a la ofensiva para que la crisis la paguen los capitalistas. Ese momento de aguda crisis se resolvió con la imposición de un gobierno "técnico" (no votado en elecciones sino puesto por los banqueros y capitalistas nacionales y extranjeros) encabezado por Lucas Papademos que gozó de unos pocos meses de "impasse" en la explosiva situación griega producto de las expectativas que millones pusieron en las elecciones de mayo de 2012 donde lo novedoso fue la importante elección de la coalición reformista Syriza que se transformó en la segunda fuerza electoral.

Por una salida obrera independiente

Esta coalición centroizquierdista defiende la permanencia de Grecia en el euro, y apostaba a renegociar mejores condiciones con la Troika, manteniendo intacta la subordinación del país a las condiciones de la Unión Europea. Más allá del discurso demagógico que pueda tener, su política no era más que la de intentar negociar las condiciones del mismo ataque que hoy aplica el gobierno de Samarás. La otra salida capitalista a la que algunos, como el PC, apuestan, la salida del euro y la vuelta al dracma que incluiría una fuerte devaluación monetaria, no significa ninguna alternativa para las masas.

Los trabajadores y el pueblo pobre están dando muestras nuevamente de que les sobran fuerzas para enfrentar la ofensiva capitalista. Para vencer, deben orientarse hacia una salida independiente y de clase para que la crisis la paguen los capitalistas. Frente a lo que parece ser el inicio de un “otoño caliente” que recorre Europa, con importantes marchas antigubernamentales en el Estado español y multitudinarias movilizaciones en Portugal, que hicieron retroceder el ajuste del gobierno de Passos Coelho, es indispensable que la lucha por una salida obrera, tanto en Grecia como en el resto de los países, esté íntimamente ligada a la perspectiva de los Estados Unidos Socialistas de Europa.

Leé también: Masiva manifestación en Madrid
                     Portugal: la movilización hace retroceder el ajuste  

 

Derrotemos el ataque al salario de los trabajadores públicos que prepara Chinchilla: Hagamos pagar la crisis capitalista a los empresarios


Por Bryan Brenes

Recientemente importantes sindicatos –como APSE- anunciaron lo que sería “la madre de todas las huelgas” para las próximas semanas y meses en Costa Rica. Ésta acción se desarrollaría de forma “escalonada” y comenzaría con paros y movilizaciones contra los proyectos de Ley que prepara el gobierno para eliminarle “pluses salariales” a cientos de miles de empleados públicos, con tal de dotar de recursos frescos a las arcas del Estado.

El fracaso del Plan Fiscal, la apuesta por el ajuste de las “Finanzas Públicas” y el ataque al salario de los trabajadores

A pesar de que por el momento “no se tiene definida la fecha ni las condiciones en que se estaría dando el movimiento”[1], lo cierto es que no parece fácil seguir evitando por más tiempo la lucha en contra de los ataques que viene lanzando el gobierno de Chinchilla en contra de los trabajadores por medio de la eliminación de los incentivos que componen el salario, como por ejemplo el pago por horario alterno, retribución por el desarrollo de la docencia, el recargo por coordinar pruebas, recargo por doble y triple jornada; para mencionar únicamente el caso de los docentes, que verían reducido su salario casi en un 40%, desviándose estos recursos al presupuesto del Gobierno central, para que de esa forma Chinchilla y sus empresarios continúen la fiesta de la corrupción. 


 Pero hay que reconocer que la señora Chinchilla ha tenido el mérito de unir por primera vez a la burocracia sindical en contra de su gobierno. Como señala el Semanario Universidad: “El anteproyecto presentado por el Gobierno para equiparar los incentivos adicionales al salario en el sector público, podría lograr lo que los líderes sindicales por su cuenta no han conseguido: la unidad de las organizaciones gremiales con una agenda común de lucha”.[2]

  Y es que esta “unidad” desde las alturas de distinto tipo de alas de la burocracia sindical (tanto de derecha como las que tienen un discurso de “izquierda”) obedece por un lado a la envergadura del ataque, que significa nada más y nada menos que el recorte al salario; y por otro lado, a que en los últimos años las condiciones de vida de los trabajadores públicos se han deteriorado, despertando su ánimo y disposición a pelear en las calles, como demostraron los trabajadores públicos el 15 de febrero de este año reflejando su oposición a la creación de nuevos impuestos y en repudio al aumento de 5 mil colones en su salario; o como lo reflejaron los obreros del ICE el 30 de julio, protagonizando una de las movilizaciones más importantes desde la lucha contra el TLC con Estados Unidos.

  Los anuncios de la dirigencia de APSE que se tomaban al comienzo de esta nota solo vienen a sumarse a las declaraciones de los dirigentes sindicales de UNDECA, ANEP, o el propio Frente Interno de Trabajadores del ICE (FIT), que en la voz de su representante Fabio Chávez, sostuvo que “solidariamente los trabajadores del ICE participarán en cualquier movimiento de presión”[3]


 Los atentados que prepara el gobierno en contra del salario y el nivel de vida de los trabajadores públicos, constituyen la reacción del gobierno después del fracaso en el establecimiento de nuevos impuestos por medio del Plan Fiscal, que tocaba indirectamente las ganancias de los empresarios (30%) pero que amenazaba con devorar el salario de los trabajadores, ya que éstos últimos aportarían casi el 70% de los nuevos recursos.

Un gobierno débil, carcomido por la corrupción y que amenaza romper el equilibrio de fuerzas a nivel nacional

  El actual gobierno de Laura Chinchilla es uno de los más débiles de los últimos años. Se puede afirmar sin exageraciones que si no ha caído, se debe solo a la pasividad y hasta complicidad proveniente de las distintas alas de la burocracia sindical, que en vez de preparar la lucha se han dedicado a “negociar” en la Casa Presidencial. Por donde se lo mire el gobierno está descompuesto: desde la campaña electoral de 2010 que llevó a la presidencia a Chinchilla, donde los caudillos del PLN confeccionaban cheques falsos para cobrarlos como parte de la deuda política al TSE; pasando por los Ministros del gobierno que poseían miles de hectáreas en terrenos evadiendo el pago de impuestos -y que le costó el puesto al ministro de Hacienda Fernando Herrero-; hasta los escándalos con la “patriótica” Trocha fronteriza 1856, donde en nombre de la defensa y la “soberanía nacional” se construyó un camino paralelo al Río San Juan para proteger la frontera norte con Nicaragua. Por todas partes los recursos se evaporan, y terminan en los negocios de uno y otro funcionario ligado a la Presidenta.

  El actual gobierno es uno de los menos aprobados, en el mes de abril por medio de una encuesta quedó al descubierto que un 44% de los encuestados calificaba de “mala o muy mala” su gestión, mientras que solo un 17% la consideraba “buena o muy buena”

[4], lo anterior poco tiempo después de que otra encuesta señalara que 9 de cada 10 personas sostenían que Chinchilla no tenía control sobre el gobierno[5]

 Pero a pesar de la fragilidad que parece rodear al gobierno, Chinchilla y su equipo de gobierno se empecinan en ir más allá de la correlación de fuerzas, buscando asestar golpes que están más allá de su “legitimidad” o grado de aceptación y que pueden romper el equilibrio de fuerzas que todavía prevalece en el país.

¿Con qué política enfrentar a los empresarios y a su gobierno?

  Desde la LRS creemos necesario convocar a toda acción de movilización o huelga que convoquen los grandes sindicatos, pero procurando trascender el corporativismo “público” que prevalece en las consignas y la política de las distintas alas de la burocracia sindical.

  Es necesario derrotar en las calles y en las empresas cada plan para eliminar los “incentivos” que componen el salario los trabajadores púbicos, pero combinándolo con la lucha en contra del aumento de servicios y bienes públicos (agua, electricidad, transporte, alimentos); tendiendo a la unidad con los trabajadores del sector privado, que no tienen derecho a sindicalización y mucho menos “incentivos”. 


 La lucha anterior no solo debe enmarcarse en la oposición a eliminar “pluses” salariales, sino que se trata de parar los despidos masivos en instituciones como el ICE, donde se pretenden remover unos 9 mil trabajadores, o en el Seguro Social, donde viene intentando eliminar aproximadamente 20 mil puestos de trabajo. También es necesario incorporar las demandas de importantes sectores como las de los campesinos o pobres que vienen ocupando tierras (Medio Queso, Curubandé de Guanacaste); así como las de los estudiantes, que se enfrentan a los recortes presupuestarios del gobierno, como lo reflejan los estudiantes de secundaria con 6 meses sin recibir sus becas por parte del MEP, o los universitarios, donde se vienen aplicando recortes de becas, aumento de matriculas y deterioro de las condiciones de estudio, como sucede en la UCR o la UNA. 

 Las luchas anteriores deben ser librarse desde una perspectiva estratégica, como parte de la tarea de construir un partido de trabajadores revolucionario que sirva para pelear por un gobierno obrero, apoyado en los organismos de democracia directa que puedan surgir de profundizarse estas luchas, con tal de hacer pagar a los empresarios por la crisis que ellos mismos provocaron.





[1] Diario Extra. 24/9/2012.
[2] Semanario Universidad. 19/9/2012.
[3] Íbidem.
[4] La Nación. 26/4/2012.
[5] La Nación. 31/1/2012.
 

Brasil: El PSTU para elegir un diputado, abandona las enseñanzas de Trotsky

Por Val Lisboa


En la ciudad de Belém, en el estado de Pará, al norte del país, el PSOL hegemoniza un frente electoral en alianza con el PCdoB –partido exstalinista y cada vez más pro burgués, con ministros en los gobiernos de Lula y Dilma–, integrado también por el PSTU. Este frente electoral “Belém en las Manos del Pueblo” es completamente oportunista, con programa, tácticas y métodos que niegan la independencia política de la clase obrera, un verdadero frente proburgués aunque no incluya directamente partidos burgueses.

El candidato del PSOL –Edmilson Rodrigues– fue dos veces intendente por el PT (1997-2005). En estas elecciones el PSOL se alió con el oficialista PCdoB, partido que es responsable por los negociados con el imperialismo y terratenientes del agronegocio para la aprobación del tristemente célebre Código Forestal que entrega las tierras, bosques y recursos naturales a la rapiña capitalista, en una clara traición a los movimientos ecologistas y a la lucha de los pueblos de esas zonas.

Este Código profundiza por ejemplo, la entrega de las tierras a las corporaciones extranjeras y no tiene en cuenta las necesidades de los sin tierras, de los indígenas, pequeños propietarios o trabajadores agrícolas. El PCdoB, aliado al PT, gobierna para los capitalistas, contemporiza con la represión a las huelgas de los servidores públicos (descontando los días de paro, entre otras medidas) e impide, como burócratas vendidos, la movilización independiente de los trabajadores en una sociedad entre su central sindical (CTB) y la CUT, Força Sindical y demás burócratas sindicales. Ironías aparte, en San Pablo, Netinho, el principal candidato del PCdoB procesó a la candidata del subterráneo del PSTU por utilizar el slogan. “¡San Pablo no quiere a quien pega a una mujer! ¡No vote por Netinho para concejal, vote por Marisa del Subte!” Como resultado, a la candidata del PSTU se le prohibió denunciar a este candidato y además fue obligada a pagar una multa [1].

Como hizo el PT en su momento, el PSOL se lanza a ganar las elecciones moldeando su programa y su discurso a lo aceptable para las clases dominantes, que retribuye con donaciones financieras para la campaña. De esta manera, probando que no es ninguna amenaza para los capitalistas, más bien todo lo contrario, el candidato Edmilson (y el PSOL) recibió para esta campaña electoral, casi 400.000 reales de empresas que mantienen contratos de obras y servicios con el gobierno del estado (PSDB) y las intendencias [2]. O sea, esas empresas, al ver que el candidato del PSOL tiene posibilidades de ganar la elección, se apuran a financiarlo a la espera de recibir, en caso de ser electo, contratos de obras y servicios, reproduciendo el mecanismo burgués de gobierno de las “cosas públicas” donde los capitalistas –que son los que detienen el verdadero poder– dominan las finanzas, inversiones y gastos de las instituciones de gobierno.

Nada raro, visto que Edmilson, cuando fue intendente del PT, convivió pacíficamente con los capitalistas (y gobernó en alianza con el PCdoB), manteniendo sus negocios y recibiendo financiamiento para sus campañas políticas.

Nada de esto era novedad para la vanguardia brasilera. Ni aún para la dirección del PSTU, que se olvidó de las denuncias contra Edmilson cuando fue intendente del PT por dos mandatos. En 2002, el PSTU denunciaba a Edmilson cuando estaba en su segundo mandato como intendente petista: “En Pará profesores estatales y municiapis (sic) de Belém realizan huelgas prolongadas. En el Estado el patrón es Almir Gabriel, del PSDB; en Belém, Edmilson Rodrigues, del PT, es el responsable por la huelga. La insatisfacción municipal es un hecho, pues hace casi 6 años el PT gobierna sin conceder aumento real de salarios. Trabajadores de Funpará (fundación municipal en el área de asistencia) también entraron en huelga, desde hace dos semanas” [3] (destacados nuestros).

Un frente electoral proburgués y antiobrero

Para formar el frente electoral la dirección del PSTU “dejó de lado” el programa y la estrategia, además de la experiencia antiobrera del gobierno de Edmilson (PT), cubriéndose con las banderas reformistas y proburguesas del PSOL y del PCdoB, con la única justificación de que en esta coalición no hay partidos burgueses. Ahora, frente al descubrimiento de que Edmilson y el PSOL recibieron dinero de los patrones (el PSOL, en el 2010, también hizo lo mismo en Rio Grande), el PSTU pone cara de horrorizado y publica una nota “elegante” que a lo sumo “aconseja” al PSOL y a Edmilson a “rever la decisión de recibir dinero de los empresarios” [4]. ¿Como lo harán si el objetivo central es elegirse para gobernar dentro del régimen burgués, engañando con un discurso de “gobernar para los trabajadores”? Para quien, como Edmilson, ya gobernó y desea gobernar en conciliación con la burguesía, ¿cuál es el problema de ser financiado por los capitalistas?

Lo que podría ser ingenuidad no es más que oportunismo descarado del PSTU, con el objetivo de “elegir un concejal”, aprovechándose de los votos del PSOL y de Edmilson. La dirección del PSTU quiere disfrutar de los votos del PSOL para elegir un concejal sin pagar el costo de aliarse a quien se alió. El PSTU, escondiendo su oportunismo desteñido, “critica” a su actual aliado (Edmilson) solo para “lavarse la cara”, pues lo menos que debería hacer es romper el espúreo frente proburgués con el PSOL y el PCdoB. Elegir un diputado ¿vale tanto desbarranque político? El PSTU debería al menos ser coherente con el principio de no participar en un frente financiado por la burguesía, pues si el dinero fue recibido directamente por el PSOL y Edmilson (no por el PSTU) el hecho es que los votos de esta coalición estarán alimentados por este dinero de los capitalistas, entonces el PSTU no podría aceptar elegir un concejal contando con esos votos “sucios” del PSOL. A quien engaña el PSTU cuando “critica” al PSOL mientras mantiene y utiliza en su site un video del mismo Edmilson pidiendo votos para su candidato (obrero de la construcción civil, Cleber) [5].

Trotsky enseñaba que en circunstancias especiales –radicalización política, para acciones precisas de la lucha de clases, en función de la movilización independiente de la clase obrera y el fortalecimiento de la vanguardia clasista y revolucionaria– se haría necesario acordar frentes con organizaciones reformistas. Obviamente ese no es el caso de Brasil, que vive una situación de reformismo social y estabilidad política, con el movimiento de masas apoyando al gobierno y al sistema capitalista.

Y también, para Trotsky, los frentes con los reformistas no eran “bloques electorales” que siempre fortalecen a los reformistas y no a los revolucionarios (basta recordar la larga historia de las corrientes trotskistas en los frentes electorales con los reformistas del PT). Para Trotsky el frente único debe servir para movilizar y colocar en acción independiente a las masas trabajadoras, y para fortalecer las posiciones de los revolucionarios y debilitar a los reformistas. Mas aún en este caso, la dirección del PSTU debería aferrarse a las cuestiones esenciales del programa y la estrategia, pues se trata de un frente electoral (terreno burgués) y no un frente único con los reformistas para potencializar acciones independientes de lucha revolucionaria (lucha de clases) de los trabajadores y de las masas. ¿Quién se fortalecerá: la vanguardia combativa, clasista y revolucionaria o Edmilson y el PSOL (integrándose al régimen burgués)?

La dirección del PSTU se olvidó (o no aprendió) lo que Trotsky explicaba sobre los frentes únicos “(…) La primera regla para el uso de la política de frente único es la ruptura total e intransigente con la conciliación sin principios. (…) La táctica de frente único no es una panacea universal. Está subordinada a un cuestionamiento fundamental: ¿unifica a la vanguardia proletaria sobre la base de una intransigente política marxista? (…) En ningún caso se deben establecer acuerdos por objetivos prácticos al precio de concesiones de principio, de callar las diferencias esenciales, de hacer formulaciones ambiguas que permiten que cada una de las partes las interprete a su manera” [6].

El PSTU, aún “denunciando” la recepción del dinero por el PSOL, se calla frente a las “diferencias esenciales” (programa y estrategia obrera) para mantenerse en el frente electoral y, por eso, abandona las enseñanzas de Trotsky que afirmaba que era “necesario saber de antemano que los comunistas romperán implacablemente con los reformistas cuando estos den un salto hacia atrás” [7] (destacados nuestros). Aun que el PSTU logre ilusionar a sus militantes y simpatizantes con el verso de que el frente con el PSOL y el PCdoB sería principista y un “paso adelante” de sus aliados reformistas, cabe preguntar si al recibir dinero de la burguesía no estaríamos frente a un “salto hacia atrás” de esos “aliados”. ¿Por qué, entonces, no romper “implacablemente”, como Trotsky pregonaba?.


[1] http://colunistas.ig.com.br/poderon...
[2] La empresa de construcción civil Cogep Construções e Gestão Ambiental Ltda. “dio” R$ 160 mil. El PSTU, en su nota, afirma que esta es una “empresa de Salvador (BA)”, cuando debería decir que es una empresa de construcción civil que mantiene obras y contratos en Pará. ¿Será que su candidato Cleber, de la construcción civil, denunciará que el “patrón” que explota a sus compañeros de sector está financiando al candidato que él pide a los trabajadores que voten?
[3] http://www.pstu.org.br/jornal_mater...
[4] http://www.pstu.org.br/eleicoes2012...
[5] http://www.youtube.com/watch?v=0l7K...
[6] León Trotsky. Prólogo a la edición polaca de El izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo, de Lenin, 6 de octubre de 1932.
[7] León Trotsky. El ‘tercer período’ de los errores de la Internacional Comunista. http://www.ceip.org.ar/escritos/Lib...
 

martes, 25 de septiembre de 2012

Nuevas intervenciones monetarias de la FED y del BCE, plan de estimulo chino: Un revival de 2009 pero sin mucho filo

Por Juan Chingo, FT-CI

Las recientes decisiones de la FED y el BCE y las autoridades chinas confirman el estado peligroso de la economía mundial. Una doble recesión se instala en Europa donde la eurozona sigue en riesgo de fracturarse; la economía norteamericana sigue con un crecimiento anémico al tiempo que las ganancias de las empresas caen; China bordea un aterrizaje forzoso a la vez que se postergan las decisiones para marchar a otro patrón de crecimiento , mientras los países productores de materias primas que se jugaron a la perspectiva de un crecimiento chino sostenible e imparable deben adaptarse brutalmente en el próximo periodo a este dato estructural del fin del crecimiento fácil en el gigante asiático se cómo se dé la transición a un nuevo equilibrio económico. A la vez en todas estas regiones crece el descontento social, en especial en los países capitalistas centrales y crece el temor en los medios dominantes a explosiones sociales.

En otras palabras, todas las grandes economías mundiales están entrando simultáneamente en recesión o en una desaceleración de su crecimiento, arrastrando al sector financiero mundial a una probable nueva y fuerte sacudida. En este marco las respuestas monetarias -aunque distintas- de la FED y del BCE pueden aumentar la brecha entre la economía real y la especulación que va a pegar un nuevo salto en los próximos meses aumentando el riesgo de crack financiero y bursátil mayor al 2009, a la vez que el plan de estímulo chino solo puede agravar aún más los desequilibrios masivos de la economía china dejando como única alternativa salidas cada vez más traumáticas tanto para ésta como para el resto de la economía mundial, en especial los países semicoloniales productores de materias primas. El dislocamiento de la economía mundial que comenzó con el colapso del Lehman Brothers entra en una nueva etapa, la de “El fin de las ‘soluciones milagrosas’ de 2008/9 y el aumento de las rivalidades en el sistema mundial”, como anticipamos en Estrategia Internacional N°28.

QE3: ¿Hasta cuándo se puede patear la crisis hacia adelante?

El rol del dólar como moneada de reserva mundial, que ha permitido a Estados Unidos gozar de un “señoreaje monetario” planetario, es decir dejar correr sus déficits presupuestarios y pedir prestado en el extranjero sin sufrir ataques contra su moneda, ha posibilitado que este pueda patear las decisiones más difíciles de la crisis hacia adelante. El QE3 es un paso más en este camino: este programa consiste en la "compra de títulos respaldados por hipotecas por valor de 40.000 millones de dólares al mes", lo que sumado a la "Operación Twist", ya en marcha, de canje de bonos de corto por largo plazo, supondrá una inyección de liquidez de cerca de 85.000 millones de dólares al mes. De lo que se trata, según la ingeniería de la FED, es de arrastrar primero a los mercados financieros y recién después a los segmentos menos dañados de la economía real.

Pero este rescate de títulos hipotecarios inmobiliarios que intenta hacer revivir este sector clave para la economía y, a través de éste, el empleo y el consumo, confunde los problemas de liquidez con los problemas de solvencia, ya que la cuestión central es que la población ya no tienen más dinero para comprar o construir viviendas (y la caída de las tasas de interés de los prestamos no va a cambiar esta situación). Mientras tanto la forma de la operación marca un giro importante: es que en lugar de comprar bonos del Tesoro, la FED va a intervenir para comprar “activos de agencias basados en hipotecas” (1) en mano de los bancos y casas de inversión, lo que permitirá a estos deshacerse de algunos de los "activos tóxicos" que sirvieron de detonante de crisis. Junto a la decisión de no subir las tasas de interés hasta mediados de 2015 esto disparará una nueva ronda especulativa en el mercado de bonos y en la bolsa, inflando las ganancias de los bancos… cada vez más desconectada del verdadero estado de salud de la economía real, la cual se hunde cada vez más en la deflación, a la vez que crece la fragilidad financiera en la medida que el sistema de crédito sigue rápidamente expandiendo su deuda no productiva. Los riesgos de un crack y una gran depresión como en 1929 son cada vez más reales.

En conclusión, Bernanke gana tiempo hasta 2013(o más precisamente un impulso a la reelección de Obama), pero más temprano que tarde el camino se estrecha para la administración norteamericana: o continúa manteniendo a su bancos “zombis” pero a costa de un estancamiento a la japonesa o reestructura y sanea una parte de sus finanzas internas alejándose de su dependencia total de la financiarización de su economía e invertir la tendencia a una relocalización de la producción –algunos de cuyos síntomas comienzan a verse- lo que implicara a la vez un fuerte roces y enfrentamientos con China y otros países dependientes y semicoloniales. Una segunda opción como esta solo es concebible producto de un salto en la crisis y una nueva relación de fuerzas, después que el mismo Obama insinuara a comienzo de su presidencia una variante de este tipo pero la clausurara raudamente por presión de Wall Street.

Plan Draghi: Armisticio momentáneo entre EE.UU. y Alemania

Es en este contexto que debe inscribirse el aumento de la presión de Washington a Berlín y la resistencia alemana correspondiente. El “plan Draghi” es en cierta manera un compromiso en la guerra financiera velada entre estos dos potencias imperialistas: mientras Draghi avanza en un plan de compra de bonos (OMT, o Outright Monetary Transactions) mismo con la oposición del Bundesbank, el mismo a insistencia de Alemania es fuertemente condicionado. La asimetría de la respuesta transatlántica con el estimulo monetario amplio del QE3 puede verse en los siguientes elementos: 1) La acción inmediata queda descartada. El BCE sólo se moverá cuando los países hayan subscrito sus programas de ajuste estructural, y eso llevará su tiempo. A más de una semana de anunciado, tanto Alemania-con la ayuda de Finlandia- a la vez que Rajoy por motivos opuestos están postergando la aplicación efectiva del mismo: para Merkel es políticamente más fácil no pedirle al Bundestag aprobar el programa español, a la vez que el primer ministro español quiere evitar la humillación nacional de un plan de rescate y someterse a la disciplina del imperialismo alemán. Francia por su parte presiona a España para que acepte. 2) El BCE desplegará su potencia de fuego para que bajen los tipos de interés de los préstamos pedidos por aquellos partícipes de la moneda única en problemas, siempre y cuando los gobiernos de los estados solicitantes se avengan a condiciones "estrictas y efectivas", en otras palabras un reforzamiento de sus planes de austeridad. Esto último es el precio que Draghi debió pagar para lograr la aquiescencia a su plan de Alemania y otros países acreedores, en otras palabras un racionamiento de la deuda por los países de la periferia bloqueando un posterior crecimiento de la misma que abriría la puerta a las finanzas transnacionales.
Que este “armisticio momentáneo” sea posible se explica por la necesidad de Obama de tener el escenario tranquilo hasta las elecciones, las mismos cálculos de Merkel en 2013, el reforzamiento del bloque pro-keynesiano financiero en la UE con Monti y Hollande a la vez que la constatación alemana que una salida precipitada de Grecia del euro la pondría frente a un escenario catastrófico en el cual para evitar el caos debería levantar todas sus reticencias a la mutualización de las deudas, exigidas por el bloque EE.UU./Wall Street.

Pero la pelea de fondo no hace más que comenzar. Es que como decimos en la nota de Estrategia Internacional, al programa de un nuevo ciclo de endeudamiento europeo comandado por Wall Street, el Gobierno alemán está en algún modo oponiendo –sin querer ir al choque abierto con Washington– una línea de mediación. Merkel apunta a una distribución concertada de parte de los "excesos" de deudas/créditos existentes, mientras busca preservar su base industrial y los vínculos económicos con Rusia y China. La divergencia creciente entre Washington y Berlín, más allá de los resultados, es un indicador importante de la profundidad de la crisis en curso, portadora de convulsiones en la relación transatlántica que no se veían desde la Segunda Guerra Mundial, brecha mucho más profunda por el momento que la relación entre Estados Unidos y China (el otro eje fundamental de la geopolítica de la crisis mundial). Lo que está en discusión es una reestructuración de la relación entre producción y financiarización de la economía, fundamental para saber quien carga con la desvalorización de la masa de capital ficticio que se ha creado en estas décadas. En consecuencia sólo estamos a principios de un proceso de violenta reestructuración de los equilibrios globales y de destrucción de capitales. El viejo equilibrio capitalista está acabado, aun no se ve los contornos del nuevo.

El parate chino se concretiza: los precios de las materias primas podrían sufrir una brutal caída en los próximos años

La economía china no está sana. Atrás quedaron los tiempos donde algunos bancos de inversión señalaban cifras de 9% de crecimiento para 2012. Ahora la casi totalidad de las previsiones apuntan a un 7%-8%.Todos los indicadores señalan un crecimiento pobre para este año: las exportaciones crecen mínimamente; las importaciones caen, en particular el petróleo; el margen de ganancias de las principales empresas –según un informe del Boston Consulting Group- viene rezagándose desde 2009, cayendo al 11% el año pasado en comparación con 18% de sus pares globales; algunos bancos como Nomura piensan que China va a tener un déficit de cuenta corriente en 2014.

Es en este contexto que se anuncia un nuevo plan de estimulo. Las cifras están sujetas a controversia. Algunos hablan de un “bazooka” fiscal, otros opinan que las cifras abultadas que se anunciaron son un mero espejismo, en gran parte planes de construcción de rutas y trenes urbanos ya en ejecución. Lo que sí, sin embargo, está claro es que toda masiva intervención estatal puede agravar los desequilibrios estructurales de la economía china: es que la economía ya ha sido “sobrestimulada” y volver por el mismo camino solo llevaría a los mismos problemas que se viven actualmente pero con consecuencias mucho más severas. Digamos primero que nada garantiza los mismos resultados de antaño, puesto que el anterior plan de estimulo no solo fue la intervención directa del estado, sino también créditos fáciles y masivos, la burbuja inmobiliaria. Pero sobre todo después de esta orgía de inversiones y especulación se estima que la utilización de capacidad productiva ha pasado del 80% en momentos previos a la crisis al 60% actualmente, los beneficios como vimos son cada día son menores, al igual que los “profits warnings”, especialmente en acero, construcción, materiales, empresas públicas ,etc. ¿De qué serviría otro estímulo basado en inversión si actualmente sobra prácticamente la mitad de la capacidad del país y las ganancias caen? La racionalidad económica de algunas SOEs (empresas públicas) que a pesar de operar en sectores en caída libre, como el acero, no paran la producción porque sería demasiado perjudicial para el empleo sería desde el punto de vista capitalista cada vez más contraproducentes.

Agreguemos a esto la misteriosa desaparición durante semanas de Xi Jinping, vicepresidente chino y posible futuro líder del Partido Comunista, a un traspaso de mando ya complicado por el escándalo en torno a la caída de Bo Xilai, como explicamos en Estrategia Internacional N°28. No sorprende que con todas estas incertidumbres continúe la salida de capitales, sobre todo proveniente de las altas esferas. En otras palabras, esta fuga de capitales parece ser una especie de seguro de sectores bien informados, una cobertura en caso de que la transición de poder de 10 años en octubre vaya muy mal, el temor a estallidos sociales revolucionarios como ha sido la tradición china en todo el siglo XX o incluso en el caso de que una "guerra" envuelva la región del Pacífico -como el secretario de Defensa de EE.UU., Leon Panetta, advirtió este fin de semana.

Conclusión: así como en Europa y EE.UU., en 2012 China puede evitar lo peor retrasándolo con más estímulo monetario, fiscal y crediticio. Pero no solo un aterrizaje forzoso resulta más probable en 2013 -cuando se disipe el estímulo, aumenten los créditos morosos, se acelere la reducción de las inversiones y ya no se puedan poner parches ante el problema de refinanciación de las deudas de las administraciones provinciales entre otras cuestiones que se vienen acumulando- sino que en forma más estructural y preocupante “el modelo de crecimiento fácil” se terminó. Si las tasas de crecimiento chino bajan drásticamente en el próximo periodo, los países productores de materias primas que han significativamente sobreestimado la sustentabilidad del “patrón de crecimiento” chino pueden ser duramente afectados. Tomemos en cuenta que mientras China representa sólo el 11% o menos de la economía global, representa un porcentaje muchísimo más grande a nivel mundial de la construcción de puentes, líneas ferroviarias, sistemas de metro, rascacielos, instalaciones portuarias, diques, instalaciones de construcción naval, carreteras, y así sucesivamente. Es este modelo de crecimiento el que está llegando a su fin y el que explica la desproporcionada proporción de China en la demanda mundial de hard commodities. Agreguemos la acumulación de stock y la especulación en estos materiales que se desarrolló en los últimos años de crecimiento de los precios de estas materias primas. A la vez que, del lado de la oferta y, después de un comienzo timorato después de dos décadas de niveles históricamente bajos de las materias primas, aún se siguen concretizando o finalizando los planes de inversión para aprovechar el inesperado aumento de la demanda de la última década, agregando enormes capacidades de producción suplementaria. Todos estos elementos, pueden provocar una fuerte baja en los precios de las materias primas que sea un golpe de gracia a los grandes países productores (en especial países semicoloniales aunque también Australia o Canadá entre los países imperialistas) más expuestos al viejo modelo de crecimiento chino.

La destrucción de fuerzas productivas que la sobreacumulación en China anticipa en este país y en los países productores de commodities, así como el nuevo golpe que sufriría la producción en importantes ramas industriales de los países centrales que se vinieron expandiendo al calor del crecimiento chino, son la otra pata de la masiva desvalorización de capitales productivos y ficticios que estamos en tren de comenzar a presenciar a nivel global y que aseguran un panorama convulsivo de la economía mundial en los próximos meses, años.

Notas
1. En inglés agency mortgage-based securities, o “agency MBS securities”

Declaración de la LOR-CI de Bolivia: Mineros asalariados exigen nacionalización y abren crisis política nacional

El martes 18/9, y como parte de un plan de movilización nacional de las cooperativas mineras contra los trabajadores asalariados, se produjo el ataque provocador contra la sede de los mineros asalariados de Bolivia, la FSTMB, que dejó como resultado un compañero de Colquiri asesinado por la explosión de dinamita en el tórax y una decena de compañeros heridos. Este ataque pudo llevarse a efecto gracias a la tácita colaboración de la policía nacional que dejó liberada la zona minutos antes del cobarde ataque.



Las causas del conflicto

Pese a los acuerdos sobre nacionalización del mes de junio con el MAS, el gobierno de Evo Morales y García Linera, que mantienen un acuerdo con la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (FENCOMIN), emitió el Decreto Supremo 1337 que otorga la veta Rosario del yacimiento de Colquiri (con una riqueza valuada en 300 millones de toneladas de mineral) a la cooperativa 23 de febrero. Ante esta situación y ante el incumplimiento de los acuerdos, el sector minero asalariado, organizado alrededor del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Colquiri (SMTMC) y la FSTMB ocuparon el yacimiento, y montaron guardias para defenderlo de intentos de retoma por parte de las cooperativas o por parte del ejército y la policía como exigen los representantes de la FENCOMIN. La toma del yacimiento por parte de los asalariados exigiendo la nacionalización de toda la mina, que ha contado con el apoyo y colaboración de cooperativistas pobres y humildes que prefieren pasar al sistema asalariado, así como de las comunidades indígena-campesinas de la región, ha contado con el respaldo de amplias franjas de la población que ven que la pelea minera es al servicio de todos los trabajadores y de todo el país y no de pequeños grupos empresariales. De hecho el compañero Héctor Choque asesinado ayer en la provocación a la sede sindical era ex miembro de la cooperativa 23 de febrero y actual afiliado a la FSTMB.

¿Qué son las cooperativas mineras?

Son las que agrupan unos 100 mil trabajadores en el ámbito nacional, la gran mayoría de los socios son gente humilde que trabaja obteniendo un ingreso promedio de 250 dólares o menos, sin embargo dentro de este sistema existen verdaderos empresarios que se benefician del no pago de impuestos y regalías además de contar con mano de obra, jornaleros y cooperativistas pobres a quienes no se les paga ningún tipo de beneficio social, jubilación o seguro de trabajo. Es decir que bajo el nombre de cooperativas se esconden verdaderas cámaras empresariales del trabajo en negro y precario que buscan hacerse de los yacimientos para explotarlos en sociedad con trasnacionales o saqueando los recursos sin realizar inversiones de prospección y exploración minera, agotando los yacimientos y dejando pueblos fantasmas a su paso. Este es el motivo por el cual un amplio número de cooperativistas humildes y pobres salió a inscribirse en las listas de nuevos asalariados si se nacionaliza el yacimiento de Colquiri. Esta misma situación es la que ha motivado a una violenta respuesta por parte de la cooperativa 23 de febrero que busca el respaldo de miles de cooperativistas del resto del país para evitar la nacionalización.

Importante crisis política jaquea al MAS

Ante esta situación el gobierno del MAS intenta obtener una tregua para evitar tener que tomar partido en una de las crisis políticas más importantes del último año. Por un lado los pactos y acuerdos del gobierno con este sector empresarial, hace que como en Huanuni del 2006, el gobierno quiera evitar tener que pronunciarse, buscando que los asalariados cedan ante las demandas de las cooperativas. Sin embargo el rol del MAS contra la nacionalización y en defensa de las cooperativas lo único que ha logrado es una radicalización de las posiciones y una tendencia a la nacionalización del conflicto donde maestros, salubristas, trabajadores en general ya empiezan a movilizarse en respaldo a los mineros asalariados que exigen la nacionalización de todo el yacimiento. El jueves 20 y viernes 21 la COB se ha visto obligada a convocar a un paro nacional, que mientras se desarrollan las asambleas en los centros mineros y ampliados regionales y departamentales, determinarán las medidas a tomar desde la COB. Por su parte el miércoles 19, en un ampliado nacional de cooperativas mineras se determinó el inicio de un bloqueo nacional de caminos para obligar al gobierno del MAS a militarizar el distrito de Colquiri exigiendo el cumplimiento del DS 1337.

Desempolvar las tesis de Pulacayo para vencer

Las tesis de Pulacayo fueron un avanzadísimo documento sindical de los trabajadores mineros aprobado en 1946, cuya base fundamental se encuentra en el programa de transición elaborado por Trotsky para la fundación de la IV internacional. Estas tesis, pese a su longevidad, sin embargo se encuentran presentes en la tradición y el lenguaje de los trabajadores mineros. Aunque cada vez menos conocidas en el resto del movimiento obrero boliviano, joven producto de la ofensiva neoliberal de las últimas décadas, tiene un peso y un valor importante en el seno de la clase obrera minera. Desde la LOR-CI, hemos convocado a los trabajadores a actualizarlas y a ponerlas en práctica en esta gran lucha minera que sobrepasa los estrechos límites corporativos para transformarse en una pelea de todos los trabajadores y el pueblo boliviano. Frente al ataque patronal cooperativista que cuenta con el visto bueno del gobierno del MAS, hemos llamado a poner en pie comités de vigilancia y autodefensa para que no se lleven ninguna vida obrera más los cooperativistas, para defender nuestras sedes sindicales y los derechos de movilización y organización obrera. Sin embargo esto no es suficiente. Hay que imponerle a la COB un plan de lucha nacional, que unifique a los mineros con los trabajadores fabriles y de servicios así como también con los campesinos y el pueblo pobre en una lucha por la nacionalización total del yacimiento sin indemnización a la trasnacional Sinchi Wayra, titular de las concesiones mineras hasta unos meses atrás. La administración obrera colectiva de los yacimientos nacionalizados puede ser una gran escuela de planificación para franjas de trabajadores así como un valioso instrumento de lucha contra la corrupción estatal. Este viernes 21 de septiembre deberá llevarse a cabo el ampliado de la COB que determinara los pasos a seguir. La convocatoria en la ciudad de Cochabamba arguyendo cuestiones de seguridad, lejos del epicentro del conflicto debe motivar el recelo de los trabajadores con el comité ejecutivo. No podemos permitir que se negocie menos de la nacionalización total del yacimiento. Hay que exigir la convocatoria a un comité nacional de lucha formado por delegados de base y revocables de todos los distritos mineros movilizados. Solo así serán los trabajadores de base quienes garanticen el cumplimiento de las resoluciones votadas. Llamamos a los trabajadores y estudiantes a impulsar ya mismo una gran campaña de respaldo a la lucha minera por la nacionalización sin indemnización y su puesta en marcha bajo administración obrera colectiva.

Un balance necesario sobre el II ENEU




Por Johanán León

Con una asistencia de cerca de 300 estudiantes (de la UNA, UTN y mayoritariamente de la UCR) hace algunas semanas se efectuó el II Encuentro Nacional de Estudiantes Universitarios en un conocido salón de baile de la provincia de Alajuela. 

Desde la LRS acordamos participar con algunos compañeros independientes  pues  caracterizamos como un error dar la espalda a un espacio que con todo y los abundantes cuestionamientos válidos hechos en las semanas previas[1], ha sido el único que en medio de una profunda desorganización durante los últimos meses en el movimiento estudiantil ha reunido esta cantidad de compañeros; de ahí que la JS (que llamó a no participar igual que la derecha universitaria) y el POS tuvieron una política claramente sectaria al no asistir, pues no cuentan ni de lejos con las condiciones para reunir una cantidad similar de personas en una asamblea.[2]
 
A pesar de que este encuentro fue convocado con el gasto de cientos de miles de colones por parte de una FEUCR que financiamos todos los estudiantes de la UCR, y como parte de los intentos del PT de oxigenarse de cara a las próximas elecciones de noviembre y al desafío de montar la "estructura electoral nacional" para el 2014; participamos siendo conscientes de la necesidad de llevar nuestras propuestas políticas a los estudiantes que quieren luchar honestamente, más allá del electoralismo que caracteriza a ciertas agrupaciones.

Es precisamente por todo lo anterior que se hace necesario abrir una discusión más concreta sobre varios aspectos de este segundo “acto” del ENEU  y sobre los cuales llamamos a los compañeros del PT, pero especialmente a los luchadores independientes a reflexionar.

La ausencia de un balance profundo  y autocrítico

Aunque en el encuentro propusimos abrir un punto de balance que partiera del pasado ENEU y de la discusión sobre la situación nacional y del movimiento estudiantil, lamentablemente los compañeros del PT optaron por mantener su plan original de hacer “mesas de discusión”, evitando de esta forma discutir abiertamente en plenario. 

Como punto de partida es necesario asegurar que hoy el gobierno y las autoridades de las distintas instituciones autónomas como son las universidades públicas, vienen avanzando en la implementación de sus planes de ajuste y los recortes de presupuesto en nombre de la “austeridad”, mientras en el movimiento estudiantil lo que impera es la pasividad y la ausencia de un plan de lucha que permita hacer frente a cuestiones elementales como los recortes en becas, o las amenazas a la autonomía universitaria materializadas tanto en la injerencia del Banco Mundial como en los vínculos cada vez más estrechos de las autoridades universitarias  y su policía interna con los cuerpos represivos del gobierno.

En este contexto aunque desde la dirección del PT se viene planteando discursivamente que primero con Convergencia, y luego con el I y II ENEU se avanzaría en la reorganización del movimiento estudiantil, lo cierto es que este grupo no ha aprovechado con todo su posición dentro del aparato federativo para avanzar en esta tarea, y hoy es claro que sus dirigentes en realidad corren bajo la presión de las próximas elecciones universitarias.

La prueba es que luego del I ENEU no se convocó seriamente desde la FEUCR a una sola asamblea o movilización de carácter nacional ya fuera por aspectos particulares del movimiento estudiantil,  en apoyo a las luchas de trabajadores públicos que han salido a las calles, o incluso a grandes campañas en defensa de instituciones como el ICE o la CCSS. Para enumerar se puede citar la negativa a nuestra propuesta de aprovechar la Semana U de abril para organizar una gran asamblea por el tema de becas y la injerencia del Banco Mundial; la ausencia de una convocatoria seria para apoyar la jornada del 19 de abril convocada por APSE a pesar de haber sido un acuerdo en el I ENEU[3]; la falta de una gran campaña (afichadas, volantes, etc) en solidaridad con la lucha de los trabajadores portuarios e igualmente la ausencia de una convocatoria con todo en solidaridad con la jornada del 30 de julio en el ICE, a la que asistió la FEUCR prácticamente en taparrabos, con una "columna" compuesta por menos de una decena de personas, cuando se supone que es una organización que "representa" a casi 40 mil estudiantes universitarios!!
Hoy cabe agregar a la lista que ni siquiera fue concretada la jornada de movilización del 20 de setiembre planteada desde la propia federación durante este último encuentro, lo que deja una vez más al descubierto la política del PT centrada únicamente en un encuentrismo estéril que persigue la captación temporal de compañeros para impulsar su dinámica electoralista.
 
Así, la actividad del actual directorio ha pasado de las elecciones de noviembre del año pasado al encuentro de abril y ahora, cinco meses después, a un nuevo encuentro que lejos está de ser expresión de algún proceso de lucha, y parece apuntar más bien, a una recuperación coyuntural del MAS/PT en la dirección de la FEUCR, que le permita "ganar tiempo" con miras a noviembre incorporando a un sector de activistas que quieren luchar; todo para simplemente mantenerse en el aparato sin más perspectiva estratégica, dejando así todo el camino despejado a variantes reformistas y de derecha que vienen nuevamente asomando la cabeza en la universidad.

Sobre la metodología y los ejes políticos 

El encuentro se desarrolló bajo la dinámica de “mesas de discusión” que absorberían prácticamente toda la jornada, “ordenadas” por un folleto con resoluciones prefabricadas desde arriba y repetidas por los distintos representantes designados para cada mesa. El único fin de esta maniobra burocrática  era administrativo, y consistía en asegurar el control del evento a un reducido sector de dirigentes de la federación (algunos vinculados al PT), para evitar que se les saliera de las manos la reunión de casi 300 estudiantes.

Pero más allá de este aspecto “metodológico”, varios de los ejes sobre los que giraría el ENEU tenían implicaciones políticas importantes, como en lo referente a la renegociación del FEES, punto para el cual se planteaba en la resolución de la FEUCR retomar la lucha por la renegociación partiendo de exigir un presupuesto no menor al  1,33% del PIB para el siguiente año, tal cual como quedó acordado entre las rectorías y el gobierno en el desastroso V Convenio del FEES que concretó un considerable recorte del presupuesto universitario. De esta forma la propuesta “oficial” terminaba siendo en los hechos una reivindicación de los recortes pactados y una trampa que puede terminar atando de manos al movimiento estudiantil.

Por otra parte, respecto al tema de autonomía universitaria, las resoluciones planteadas hacían referencia a la lucha por el reconocimiento de la FEUTN que hoy intentan impulsar los compañeros de la UTN, pero aislándola de las principales amenazas que se ciernen sobre las universidades públicas de conjunto: por un lado la creciente injerencia del Banco Mundial en la materializada en el préstamo de $200 millones, que fue  aprobado por los rectores en paralelo al avance de los recortes presupuestarios impulsados desde el gobierno (que se reflejan en la disminución de becas, problemas de cupos y cierres de cursos, por ejemplo); y por otro lado la creciente cercanía de la policía interna con las instituciones represivas nacionales como la Fuerza Pública, el OIJ y la DIS. Cuestiones que pueden ser la base para unificar al conjunto del estudiantado alrededor de la defensa de la autonomía universitaria en todos sus aspectos.

Lamentablemente por sobre este tipo de ejes y discusiones, al final el eje central terminó siendo impulsar un “Movimiento pro Federación Nacional de estudiantes” siguiendo la apuesta del PT de construir artificialmente un aparato que “agruparía” a las federaciones de las universidades sin responder a ningún tipo de proceso de lucha y organización real desde la base.

La necesidad de una corriente combativa y antiburocrática en el movimiento estudiantil 

En las mesas donde participamos propusimos incorporar como uno de los ejes principales la lucha contra la militarización y la entrada de buques de guerra estadounidenses que ya vienen incursionando en regiones como Parrita y Quepos, e introdujimos el planteamiento de convocar a una movilización centrada en la lucha contra la militarización para el 4 de octubre (que lamentablemente no fue aprobada), así como que el II ENEU se pronunciara en contra del fortalecimiento de la policía y el aparato represivo. 

Todas estas son cuestiones que sumadas a las que intentamos desarrollar más arriba, no fueron planteadas ni por asomo desde el PT/FEUCR, lo que nos parece se deriva de una profunda adaptación de la dirección del PT de conjunto a la vida de aparato en tiempos de pasividad y calma social, que los ha llevado a una práctica de tipo socialdemocratizante que privilegia hacerse de espacio en asociaciones y federaciones de estudiantes como la FEUCR pero para reproducirse en los mismos y ejercer ocasionalmente algún tipo de presión sobre las autoridades universitarias, sin el objetivo de ponerlos en función de desarrollar la organización y las luchas del sector en que se ubiquen y prepararse en términos estratégicos para períodos convulsos como los que preanuncia la actual crisis capitalista mundial.

Pero aparte de toda esta discusión de balance y de política, creemos que para superar la actual dinámica de pasividad e impedir que las direcciones que hoy frenan la organización del movimiento estudiantil, u otras que defienden abiertamente los intereses de las autoridades universitarias y el gobierno sigan en importantes organizaciones del movimiento estudiantil; es necesaria una corriente revolucionaria que impulse la movilización y la lucha a gran escala contra el gobierno nacional y contra las autoridades universitarias que avanzan en propinarle duros golpes al movimiento estudiantil por medio del recorte de becas, derechos democráticos, y los pactos con el Banco Mundial. 

Por eso hacemos un llamado a los luchadores independientes que quieran luchar y coincidan en la necesidad de que el movimiento estudiantil vuelva a estar en el centro de la escena nacional con la movilización, las barricadas, los paros y los métodos que sean necesarios; a que construyamos una corriente combativa y antiburocrática, vinculada a las agrupaciones más combativas que han surgido en Latinoamérica y Europa como producto de profundas luchas de los estudiantes y la juventud; como vía para enfrentar por una parte el burocratismo de algunas organizaciones profundamente adaptadas a la legalidad, y por otra parte para combatir el sectarismo estéril de grupos que pareciera que solo son capaces de estorbar y sabotear cualquier intento de organizar al movimiento estudiantil.



[1] Nos referimos concretamente al planteamiento original de la comisión organizadora de efectuarlo en la Iglesia Maná a sabiendas de las posiciones retrógradas impulsadas desde esta y la Alianza Evangélica; y al desproporcionado uso de recursos para este tipo de actividades, en detrimento de la organización y movilización real del movimiento estudiantil.

[2] El PRT-JR participó “críticamente” en el II ENEU, tratando de marcar distancia del resto del directorio que han venido integrando. Pero  más allá de los intentos de las últimas semanas para “sacudirse” el malestar que impera entre el estudiantado contra la dirección de la FEUCR y dar una apariencia de alternativa,  desde el año pasado el PRT-JR ha sido parte de la federación y durante meses no han hecho más que sostener un silencio cómplice hacia el MAS/PT, tal como nos demostraron con su completa indiferencia ante la propuesta sobre el tema de becas que realizamos desde el primer ENEU.

[3] La FEUCR no fue siquiera capaz de garantizar a los participantes del ENEU a pesar de haber prometido cientos de participantes, y de hecho terminó movilizando aproximadamente 30 estudiantes ese día.